Terapia física de los 8 a los 12 meses

Durante el primer año de vida de Felipe difícilmente halle tiempo para mí: andaba despeinada, olvidaba ponerme bloqueador en la cara y se me hizo un  mancha enorme en una mejilla ( del lado del conductor por supuesto), me mantuve con bastante sobrepeso, me ponía un arete y olvidaba el otro, me delineaba un ojo y el otro no. Era un desastre. La verdad es que los primeros dos años de mi hijo fui un desastre. ¿Porqué? Pues porque el primer año del bebé es sumamente importante en el desarrollo motor y cognitivo, los cuales van muy de la mano y me dedique muchísimo a la estimulación de Felipe. Prefería leer un libro sobre síndrome de Down que limarme las uñas, prefería reflexionar en lo que iba aprendiendo que maquillarme para salir, prefería jugar y estar con él y mi hija todo el día que salir a ejercitarme…

Aprendí que un niño en movimiento es un niño que experimenta y aprende constantemente. Cada nuevo movimiento o postura le ayuda a ampliar la dimensión y alcance de su mundo. Le engendra valor y curiosidad por experimentar lo que le rodea y aprender de todo ese mundo nuevo más allá de los brazos de mamá.

Todo esto aplica a cualquier niño incluyendo uno con síndrome de Down pero me atrevo a decir y enfatizar que ES AÚN MAS IMPORTANTE para un niño con una condición especial como ésta. Los retos físicos y cognitivos de nuestros hijos con síndrome de Down son superiores a los de un niño con solo 46 cromosomas. Lo anterior se debe a que no sabemos a ciencia cierta cómo el tercer cromosoma incidirá en nuestro hijo pues no en todos será igual. Por eso es mejor trabajar distintas áreas en forma ordenada con tal de procurar un desarrollo integral en el niño. Pero, ¿cuál es el orden que debemos seguir? El orden que debemos seguir es el que nos lleve a lograr el objetivo final y reflexionaba muchísimo sobre ese tema.

El objetivo final

Como he compartido en varias ocasiones, mi meta como madre de Felipe es que él sea una persona completamente funcional y plena. No solo quiero que sea feliz, quiero que sea capaz de lograr y buscar su propia felicidad. ¿ Y cómo creo que él puede lograr eso? Teniendo opciones y oportunidades. Para lograr que Felipe se integre de la mejor forma en esta sociedad hay que darle las herramientas IMGP1373para que pueda aprovechar lo que ésta sociedad tiene que ofrecer para alguien como él.

Yo sueño con verlo ir a la universidad y consiguiendo su propio trabajo y ganándose el “pan nuestro de cada día” por si mismo. Ese es mi objetivo final hacia él. Y una meta de éste tipo se construye.

Para ver cumplido ese sueño hay que ayudarlo a desarrollar habilidades que le permitan saber leer, saber escribir, saber concentrarse, saber ser independiente,  ser activo físicamente, ser disciplinado, aprender a estudiar.  No quiero un genio, no quiero que hable 8 idiomas, no quiero que se sepa todos los países del mundo con sus capitales, quiero que aprenda temas que sean útiles en su vida cotidiana y, sobretodo, relevantes.

IMG_3190

Las bases del aprendizaje

Se aprende HACIENDO. Esa es la forma más permanente y mejor de aprender. Pero para hacer, hay que tener ciertas capacidades maduras. Y una de las capacidades más importantes del ser humano es el uso de la MOTORA FINA. Para escribir, leer y funcionar independientemente como individuo debemos hacer muchísimo uso de ésta. Para hacer un trazo en una hoja de papel, el niño debe tomar un lápiz o crayón, enfocar su mirada en la hoja, modular la fuerza de su mano y dedos para hacer el trazo. Si queremos que dicho trazo sea un círculo, el niño aún debe concentrarse más para dirigir su enfoque y concentración hacia la forma como su manita va a responder para hacer lo que él recuerda que es un círculo o para copiar un círculo que está mirando.  Y la complejidad de la instrucción puede ser mayor si le pides que el círculo sea de color rojo y debe escoger entre varios lápices el que sea de dicho color. Así sucesivamente la complejidad de las actividades de un niño va en aumento. Sin embargo, la motora fina tiene sus orígenes también, y estos son:

1. Desarrollo de la estabilidad: es la combinación entre fuerza y balance para poder mover una parte del cuerpo mientras la otra se encuentra activa. Por ejemplo: la capacidad de llevar una bandeja de bebidas sin que se te caigan.

2. Desarrollo de la coordinación bilateral: esto se refiere al uso eficiente de ambas manos durante una actividad. Una mano se convierte en la que “hace” y la otra en la que “ayuda”. Por ejemplo, es sostener una hoja de papel con una mano y cortar con una tijera con la otra.

3. Desarrollo de sensaciones:  es saber donde están tus manos, dedos y brazos y como estos se mueven sin tener que estar viéndolos conscientemente. Por ejemplo, hacerse una cola en el pelo; es meter una mano en el bolsillo de un abrigo y sentir las monedas y tomar la de 25 en lugar de la de 10.

El desarrollo de sensaciones esta sumamente ligado con un tema que me apasiona y es de la Integración Sensorial y la forma cómo un niño procesa las sensaciones que percibe en su mundo. Sentimos a través de los sentidos de la vista, del oído, del olor, del sabor y de lo que tocamos. Existen otros dos sistemas sumamente importantes:

a. El sistema propioceptivo: la sensación de movimiento y posición en nuestras articulaciones percibido por los nervios, tendones y músculos.

b. El sistema vestibular: la sensación que nos indica la dirección y velocidad de movimiento y posición de nuestra cabeza en relación con la gravedad. Es mantener nuestro centro de gravedad balanceado, sin caer.

La integración de todas esas áreas ayudan a un niño con síndrome de Down a desarrollar las bases sobre las cuales se fundamentarán habilidades más complejas como las intelectuales y académicas a futuro.

La terapia y el desarrollo físico

En todo este tiempo siendo madre de un niño con síndrome de Down, no he conocido nada más completo para el desarrollo físico y los inicios de la integración sensorial en un niño que la terapia física. Esta es la base sobre la cual van aumentando las capacidades de un niño y esa ha sido mi experiencia con Felipe.  Por otra parte, el bebé que tiene la oportunidad de jugar mucho en el piso, de movilizarse libremente y de aprender a través del juego, es un bebé que también se va desarrollando muy bien. Nada vale si el bebé recibe terapia física varias veces a la semana pero permanece sentado o metido en un corralito o en una cuna o en brazos de mamá o quien lo cuide. El bebé tiene que tener la oportunidad de USAR todo lo que va aprendiendo.

En resumen, los cuatro cimientos de la motora fina son:

  • estabilidad ( sentarse y poder tomar juguetes y explorar en esa posición, gateo, arrastre),
10 meses

10 meses

  •  bilateralidad ( gateo, arrastre),
DSC04518

17 meses

DSC03909

17 meses

  •  sensaciones ( libertad de movimiento),
10 meses

10 meses

  • sistema vestibular ( ejercicios en la bola, dentro de una manta, en columpios) y
2.6 años

2.6 años

6 meses

6 meses

  •  sistema propioceptivo ( movimiento activo).
DSC01690

9 meses

9 meses

9 meses

 Hitos de los 8 a los 12 meses

El patrón de desarrollo motor de un niño con síndrome de Down es distinto al de un niño regular pero existen los estudios suficientes para asegurar que nuestros hijos van alcanzando cada hito igual que un niño regular pero a su propio tiempo.

Entre los 8 y 12 meses el bebé con síndrome de Down debería poder hacer todo lo siguiente:

1. Girar de boca arriba hacia boca abajo

2. Girar de posición boca abajo hacia boca arriba

3. Jugar de tomarse los pies con las manos

4. Sentarse

5. Girar sobre su estómago boca abajo en 360 grados ( pivotear)

6. Ponerse en posición de cuatro puntos sobre sus rodillas y manos

7. Moverse de posición de sentado hacia el lado

8. Moverse de posición de sentado a posición de cuatro puntos

9. Moverse de boca abajo para sentarse

10. Moverse de posición de cuatro puntos para volverse a sentar

11. Se pone de pie apoyándose de un borde desde la posición de sentado o desde la posición de cuatro puntos.

12. Arrastre y gateo

Esto es lo que se espera que hagan en edades promedio que van desde los 2 meses hasta los 12 o un poco más. Encontraremos niños con síndrome de Down que caminan antes del año y habrá otros , como Felipe, que caminarán hasta los 2 o más años. Eso dependerá de cada niño. Lo mas importante es NO ESTAR BLOQUEANDOLE al niño esa capacidad de alcanzar hitos sino más bien estar estimulándolo.

Felipe no hizo ninguna posición de cuatro puntos por sí mismo hasta que cumplió los 16 meses a pesar de que se empezó a trabajar antes del año. Sin embargo, cuando lo logró lo hizo bastante bien y con una muy buena postura. Igual fue cuando se sentó por primera vez solito con casi 10 meses: una espalda firme y recta con muy buena postura también. Tan pronto empezó a caminar su agilidad y facilidad de movimiento nos sorprendió a todos incluyendo a la terapeuta.

En éste vídeo les voy a compartir lo que se trabajó con Felipe entre los 8 y 12 meses, no fue mucho pero se trabajo muy concentrado en ciertos objetivos:

En definitiva, fui un desastre pero le doy gracias a Dios que me dio la oportunidad de ser así pues significó que le pude dedicar tiempo a mi hijo. No todas las mamás tenemos ese privilegio de trabajar en la casa y no fuera de ella. Mis circunstancias fueron especiales pues no contaba con los centros de estímulo ni los profesionales más idóneos para apoyarme así que debí asumir todo yo misma con la gran ayuda de los ángeles que Dios puso en mi camino. He sabido de muchas otras madres que pueden trabajar fuera de casa y al mismo tiempo recibir el apoyo terapéutico para sus bebés con síndrome de Down. Eso es otro privilegio y deben verlo así pues lo importante no es la cantidad de tiempo que dediquemos a nuestro bebé sino la calidad que podamos darle en la mayor cantidad de tiempo posible. Esto significa dejar de hacer cosas que nos gustan, dejarnos a nosotras mismas un poco al lado pero es algo pasajero y temporal pues recibiremos nuestro premio cuando veamos a nuestro pequeño gozando feliz, desbordando capacidad y deseos de vivir. Y es precisamente ahí cuando nos damos cuenta que un pelo despeinado y las uñas mal hechas y una que otra actividad sin hacer valieron muchísimo la pena!

IMG_2183