Terapia física de los 19 a 24 meses

En el caso de Felipe, la etapa comprendida entre los 19 y 24 meses estuvo marcada por su capacidad para gatear. ¡Se convirtió en un experto gateador!

Esta etapa del gateo hasta caminar puede tomar entre 12 o más meses una vez que el niño empieza a gatear. Va a depender de la capacidad del niño, de su estímulo ( tipo de terapia física que lleva u otros estímulos) y entorno favorable para desarrollar su potencial. La edad promedio en la que un niño con síndrome de Down empieza a gatear es de 17 meses (+/- 6 meses)  según estudios realizados en Estados Unidos, así como el caminar sin soporte de ningún tipo hasta una distancia de 5 metros a partir de los 26 meses (+/- 9 meses). Por eso, lo interesante está en los puntos medios entre el alcance de un hito y otro.

Se pueden esperar todas las siguientes acciones motoras en el niño a partir de que inicia a gatear:

  • Subirse y bajarse de un sofá
  • Moverse y sentarse/ salir de la posición de sentado y gatear
  • Arrodillarse, ya sea apoyándose de un mueble, apoyándose sobre una superficie baja.
  • Trata de ponerse de pie: agarrándose del borde de un mueble o superficie y jalándose hacia arriba, ya se estando arrodillado o sentado, pero se impulsa para ponerse de pie apoyándose de un borde de un mueble o persona o lo que tenga mas cerca para agarrarse.
  • Se logra sentar en sillitas o alguna superficie del tamaño justo para él: se pone de pie apoyado y se vuelve a sentar.
  • De posición de pie, se vuelve a sentar en el piso con más control, sin dejarse caer.
  • Apoyándose en algún mueble o superficie se mantiene de pie, baila, da saltitos y a veces hasta suelta una manito siempre apoyándose.

Cuando uno ve al niño haciendo todo es POR EL MISMO, no porque mamá o papá o nadie lo hace ponerse de pie, es porque ya esta preparando sus músculos y su sistema vestibular para empezar a caminar aunque aún faltan más pasos intermedios antes de la gran proeza que es caminar sin apoyo.

Durante ésta etapa, Felipe era ( y sigue siendo) un niño muy activo. Con cada nuevo grupo de músculos que él trabajaba así como posiciones y movimientos nuevos, su curiosidad y capacidad de exploración aumentaba también. Debo confesar que fue una etapa agotadora para mi pues él se sentía el rey del universo y no le tenía miedo a nada así que pase un nivel de tensión que áun me pone la piel de gallina pues para mi lo más importante ha sido siempre que él tenga libertad de movimiento y que trate de hacerlo solo. Así que la mezcla de fuerza, curiosidad de gato, testosterona infantil y libertad de movimiento casi me matan. Pero, bueno, sobreviví y ahora disfruto muchísimo la gran capacidad física y seguridad de Felipe, esa es la pura verdad.

Por lo tanto, en cuanto a la terapia física de Felipe en este período, todos los ejercicios se enfocaron en fortalecerlo para caminar. Se trabajaron los siguientes puntos focales:

  1. Ponerlo de pie apoyándose a una pared.
  2. Tratar de caminar con un caminador, OJO no con un andador! Los andadores son pésimo y terribles para cualquier niño y con síndrome de Down peor aún. El andador limita completamente el movimiento y estímulo propioceptivo que se da cuando el niño debe esforzarse por moverse por sus propios medios. En cambio, el caminador lo ayuda a mantener control, balance y fuerza para moverse. Además tiene libertad y puede decidir a donde movilizarse con él.
  3. Caminar apoyándose de superficies y muebles.
  4. Subir y bajar de muebles y superficies y bajar escaleras apoyado.
  5. Y cuando empezó a caminar se le trabajaba la terapia física usando pesas de 0.5 lbs en cada pie a modo de estímulo propioceptivo contribuyendo a que su cerebro tuviera que hacer los ajustes de marcha, balance y planificación de movimiento debido al peso.

Comparto este pequeño vídeo sobre momentos de la terapia y del día a día que vivimos de los 19 a 24 meses, entre el gateo y los primeros pasos:

El uso de estas pesas de 0.5 libras en cada pie resultaban en un ejercicio de fuerza y balance para él, pues al iniciar la marcha sin peso, los ajustes de balance, estabilidad de la cadera, movimiento de piernas así como su atención en la fuerza de marcha eran muy distintos en comparación con peso en cada pie. Esto más que un ejercicio físico, significó un ejercicios de coordinación de varios sistemas: el vestibular, el sensorial, y muscular.

Felipe siempre ha tenido un problema con la respuesta muscular en la planta del pie. A pesar de lo mucho que eso se ha trabajado estimulando los músculos frontales del pie así como el estímulo con texturas y superficies en su planta del pie, el sigue presentando una respuesta lenta a la hora del balance hacia adelante. Esa respuesta lenta hace que el prefiera caer sentado. Es un problema de respuesta entre el estímulo que recibe en su planta del pie y la orden que le da el cerebro de fortalecer los músculos de la planta para no caerse de frente. El mensaje que le llega a su cerebro a través del sistema vestibular en sus tobillos es el correcto, pero la respuesta muscular es lenta así que para no caerse de frente, su cerebro al saber que sus músculos en la planta del pie no responderán, le ordena caerse sentado. Esta situación así como el nivel de laxitud por la hipotonía muscular, algo muy normal en los niños con síndrome de Down, en sus tobillos nos llevaron a ponerle unas ortesis para caminar. Luego relataré toda esa experiencia porque aprendí mucho en el proceso también.

Con todo ustedes, quienes siguen con tanto amor y esperanza la vida de mi hijo, saben que la experiencia y lo que he tenido la oportunidad de aprender al lado de este pequeño supera por mucho mis expectativas. Por eso no me canso de decirles que no se rindan, acepten a sus hijos tal y como son pero ayudelos a alcanzar su máximo potencial nunca en comparación con ningún otro niño sino con base en las habilidades que nuestro niño tiene ya innatas.

No mires sus rasgos y condición genética, mira sus habilidades y fuerza de espiritú que hace a nuestros hijos únicos y bellos conforme van creciendo!

16x16 6

Un pensamiento en “Terapia física de los 19 a 24 meses

  1. Gracias amiga por toda tu información experiencia que me ofreces todo lo pongo en práctica con mi peque tiene 14 meses más los conocimientos que tengo. Por desgracia en este país supuestamente rico(Inglaterra) la terapia es muy pobre……. Más otras cosas que mejor ni hablar….
    Así que gracias por tu esfuerzo y por mantener esta página.
    Mi nene es lo más lindo que me mandado Dios junto a mis dos tesoros.
    Y siempre tratamos a los 3 por igual luchemos por la integración social besos!!!

    Le gusta a 1 persona

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s