El rol de papá cuando hay un hijo con necesidades especiales.

La realidad de enfrentar el nacimiento de mi hijo Felipe me llevo a conocer un dato relacionado con las estadísticas de divorcios entre parejas que tienen hijos con una discapacidad. El número alcanza el estrepitoso 75% de divorcio de matrimonios que se desboronan por esa razón. ¿Cómo es posible? ¿No debería ser esta situación algo que uniera a la pareja con más fortaleza? Parece que no es así. Según las estadísticas, mucho se debe al sentimiento de abandono que siente el esposo al ver a su esposa avocada a la condición de su hijo. Ese sentimiento va generando una separación física y emocional que va calando las bases de la relación hasta llevarlos al divorcio. Hay otras razones pero lo que prevalece es la falta de comprensión en la forma como se asume la nueva circunstancia. Al parecer, la llegada de un hijo con necesidades especiales, solo acentúa algo que faltó en la relación probablemente desde el inicio.


pareja-discutiendo

La naturaleza, o mejor dicho, el propósito en la Creación, tienen mucho que ver con la forma como se asumen estas situaciones. La mujer es maternal y cuidadora por naturaleza. Fuimos hechas de esa forma: somos emocionales, somos integradoras, podemos “leer” a la gente y las situaciones, somos más espirituales, nuestra femineidad se caracteriza por la delicadeza, la ternura y la inclinación por la armonía. Podemos encontrar excepciones, pero lo normal, natural y esperado es que la mujer desarrolle ese instinto de madre. Por otra parte, el hombre es el protector, quien asume un liderazgo por cuidar a su pareja e hijos; es el proveedor, es el fuerte, es el valiente, es quien resuelve problemas, es el práctico, no tan emocional. Por supuesto, podemos encontrar excepciones, y últimamente las hay bastante, pero ese es el patrón de masculinidad que tanto atrae y es el esperado por una mujer en términos generales.

DSC02968 1

Sin embargo, vivimos una era como sociedad donde el machismo y el feminismo nos han dejado sin un claro concepto de qué esperar en cuanto al rol del hombre y la mujer. El machismo ha contaminado el liderazgo del hombre convirtiéndolo en autoritarismo. El quedarse en la casa con sus hijos y dedicarles el tiempo requerido esta pasado de moda y ahora las mujeres debemos ser “integrales”, profesionales y funcionar igual que un hombre en la sociedad. Gran legado del movimiento feminista: querer hacernos igual a un hombre cuando somos COMPLETAMENTE distintas como lo reafirman tantos estudios científicos sobre el desarrollo del cerebro de hombre y mujeres, sin mencionar la parte física y biológica. No estoy hablando de derechos y deberes ni siquiera de capacidades y habilidades, pues, los primeros, son iguales para la raza humana y, los segundos, varían de persona en persona indistintamente de su género. Me refiero a algo más profundo, más primitivo, lo cual presenta un denominador común indistintamente de la sociedad, cultura, raza, religión e incluso entorno: son los roles del hombre y de la mujer. En especial bajo la circunstancia de la llegada de un hijo con necesidades especiales.

IMG_0879IMG_0521

Por lo tanto, liberándonos de prejuicios y estigmas sociales, así como de estereotipos fijados por movimientos extremistas, lo normal, esperado y, sobre todo, necesario es que la madre se avoque al cuidado de ese nuevo ser hasta que este sea capaz de defenderse por sí mismo. Eso es lo natural, no es una imposición, es algo que nos surge instintivamente como comer y respirar. Por eso las excepciones nos son difíciles de asimilar: una madre que aborta, una madre que abandona a su hijo necesitado, una madre abusiva y violenta hacia sus hijos, una madre que mata a sus hijos.

Por otra parte, del hombre se espera que proteja a su esposa e hijos, provea para ellos y los cuide de una forma que garantice una vida de calidad y seguridad para su familia. De ahí que cuando un padre de familia se dedica a sus vicios, a sus pasatiempos, a sus amigos, por encima de su familia la clara consecuencia es desintegración familiar, hijos necesitados emocionalmente, una esposa abandonada y responsable de todo el hogar. Dicen que el pilar del hogar es la mujer, pero la verdad es que el pilar correcto debe ser el hombre.

Haciendo helados con papá!

Haciendo helados con papá!

Muchas veces me felicitan por lo que he logrado con Felipe, porque he dedicado parte de mi tiempo libre a apoyar y ayudar a otras familias en la misma situación compartiendo la vida de mi hijo pero lo que no es evidente es la verdadera razón por la cual puedo hacer todo esto: es porque mi esposo es el pilar de esta familia. No soy yo. Gracias a él esta familia funciona, gracias al rol sabiamente asumido por mi esposo, Felipe y Jimena tienen un papá completamente presente, que juega con ellos, con quien se divierten montones y quien dedica todo su tiempo libre únicamente a la familia, a sus hijos. Un papá que sale cada mañana a trabajar y con su esfuerzo me ha permitido dedicarle tiempo a mi hijo desde que nació. No ha sido la mejor decisión desde el punto de vista económico, definitivamente, ni tampoco en cuanto a mi desarrollo profesional, pero hemos podido salir adelante y ver los resultados en nuestros hijos.

Este rol se debe asumir aunque mamá deba trabajar fuera de la casa también. El rol de padre es sumamente importante en la crianza de un niño: el papá representa la autoridad ( amorosa, no abusiva), es el ejemplo de varón y clase de esposo en el que un niño se convertirá, es el ejemplo de esposo que una niña llegará a tener, solo para mencionar dos puntos elementales. La lista es enorme y no puede ser tomada a la ligera. Sin embargo, cuando hay un hijo con necesidades especiales, el papá se convierte en el apoyo emocional y físico de su esposa. Esto incluye ser paciente, amoroso y considerado con esa madre que debe cuidar al nuevo miembro de la familia quien requiere atención adicional. Ella está asumiendo su rol correctamente, así que papá deberá asumir su rol también: papá no es un hijo más a quien cuidar, es quien cuida y apoya a su esposa en todo sentido. Es el HOMBRE de la familia. Al final del camino será la mejor decisión pues sus hijos crecerán en un hogar unido, rodeados de buenos ejemplos y llegarán a ser personas de bien. Dios nunca se equivoca y por eso al ser el Creador de la familia, esta es la unidad básica y elemental de la sociedad. No perdamos esa perspectiva y tratemos de mantenernos alineados con ese Plan Perfecto porque es el único que funciona. La decadencia actual de la sociedad nos confirma este hecho: la inversión y roles indefinidos está causando estragos en nuestra sociedad.

IMG_9886

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s