¿Por qué El Felipe de Mamá?

 

Después de la confirmación del diagnóstico de Síndrome de Down en Felipe mediante el cariotipo, inicié un proceso de duelo y aceptación, el cual es muy normal y todos lo pasamos en una medida u otra.

Durante mi embarazo pasé 3 eventos que se interrelacionan:

  1. Un ultrasonido realizado a la ligera y sin dedicación en la semana 12 de gestación: de la semana 11 a la 14 es cuando se puede encontrar algunas características que sugerirían la presencia del Síndrome de Down en el bebe. Dicho ultrasonido no indicó ninguna condición.
  2. El examen AFP4, el cual dió positivo para Síndrome de Down y aun así mi doctor me dijo que no le prestara atención a eso pues no significaba nada.
  3. Mi hijo era un varón y el reto de criar a un hombre “hecho y derecho” es enorme, dado el rol asignado por Dios al hombre.

La relación que encontré entre estos tres eventos es una: el no saber cuál era la verdadera realidad. Mi hijo no era un bebé regular sino un bebé con una “anomalía genética”, una condición que lo marcaba como distinto a los demás. Esto sí que era un reto.

En este momento doy gracias a Dios no haberme dado cuenta durante el embarazo porque el proceso vivido posterior al diagnóstico fue muy sombrío para mí dada la poca información positiva encontrada en internet con relación a la condición. Por eso el diagnóstico fue tan triste, abrumador y doloroso para mi.

El Felipe conceptualizado en mi mente ya no era tal. ¿Quién era este Felipe que tenía entre mis brazos? ¿Quién era ese niño no esperado? ¿Cómo sería mi Felipe esperado, adónde se fue? ….Siempre lloré en silencio pensando en todas estas cosas y mucho más, no quise hablar más con nadie.

No me apena confesar estos sentimientos que viví, creo fueron muy reales y necesarios. Sin embargo, ahora tengo las respuestas a esas preguntas: este Felipe que tengo entre mis brazos, que disfruto todos los días, que llena nuestras vidas de alegría, de satisfacciones, de sorpresas, de orgullo, es EL FELIPE DE MAMA. Es el Felipe que nunca imaginé que quería tener, él es mucho más de lo que nunca había soñado o esperado. El Felipe que tengo en este momento es mucho mejor del que esperaba. Felipe nos motiva a ser mejores cada día, nos motiva a soñar, a esperar, a ver la vida con muchos más colores. Yo solo espero poder devolverle algo de lo mucho que él nos da. Verdaderamente Felipe es distinto a los demás: tiene la capacidad de enamorar en masa, tiene la capacidad de unir gente, no solo tiene un cromosoma más, tiene más de todo. Estoy demasiado orgullosa de él y doy gracias a Dios por ponerlo en nuestra familia.

¡Este sí es el Felipe de mamá!!! Te amo Felipe!!

El Felipe de Mamá está creado para compartir la felicidad y los retos que conllevan esta condición. Retos que no tienen absolutamente nada de negativo sino que hacen nuestras vidas más interesantes, aunque son retos que deben ser asumidos con valor. La asignación que Dios nos ha dado a los padres con hijos diagnosticados con Síndrome de Down y otras necesidades especiales es un privilegio. Lo que más me ha encantado de tener a un hijo Down es vivir en primera fila la maravilla de la creación de Dios vista a través de las terapias físicas y de neuroestimulacion. Dios ha pensando en todo y todo lo hace maravillosamente perfecto. De eso no hay duda.

Espero que la experiencia de Felipe sea de utilidad a otros, espero poder reunir muchos amigos para Felipe donde todos podamos compartir los momentos que vamos viviendo con nuestros hijos Down y regulares y así aprender mutuamente.

Espero que quienes han sido diagnosticados en el embarazo o al nacimiento con un bebé Down, no desfallezcan, no se desanimen, no se sientan perdidos sino que puedan ver en El Felipe de Mamá asi como en otros blogs similares ( y mucho mejores) lo que significa verdaderamente tener un bebé con esta condición y puedan corroborar que TODO VA A ESTAR MUY BIEN. El Síndrome de Down esta super bien. De hecho debería llamarse el Síndrome de “Thumbs Up” J

 

20 pensamientos en “¿Por qué El Felipe de Mamá?

  1. Hola! Que bueno saber que te sientes tan feliz con tu bebe. Eso es muy importante para desarrollar en ella una actitud real y positiva sobre su condición y también hacia otras personas pues en la medida que su síndrome de Down te abrume, así será para tu hija y por supuesto para quienes la rodean. Bueno, con respecto a tu preocupación, creo que tu hija y tu familia se van a ver beneficiados enormemente con otro bebe. El que tu hija naciera con síndrome de Down es una probabilidad bajisima y sin embargo, te nació así: una hija perfecta para ti. Si yo estuviera en tu posición tendría otro hijo. Los hijos los da Dios y Dios es soberano en su plan hacia nuestras vidas y hacia la de nuestros hijos. Yo sinceramente creo que he sido muy dichosa y bendecida con Felipe, demasiado más bien. No merecía a este niño. Dios me hizo merecedora de el. Así que disfruta ser mamá, disfruta esta etapa de tu vida. Gracias por seguir la vida de Felipe. Bendiciones, Arlyn.

    Me gusta

  2. Hola, Yo tengo una preciosidad de 9 meses. Yo no pensé durante el embarazo q tendría una niña Down pero cuando nació y nos hablaron de su condición no me importó en absoluto. Llevaba 9 meses conviviendo con una niña superbuena q se portaba genial en la barriguita de mamá. No hay nada q una pueda hacer entonces si Dios la quería así pues así la aceptamos y así la amamos.
    Nunca me he planteado que mi hija no saliera como yo quería ni he pensado vaya! ¡No era así como yo la quería! porque desde el momento en que nació mi única preocupación es q ella tuviera la madre q se merece, la madre q necesita y la madre q ella esperaba tener. La cuestión para mí no es si ella es la bebé de mamá sino más bien si yo soy la mamá de mi bebé. Los padres ya tenemos el regalo de los hijos pero ellos no deciden sobre los padres por lo tanto espero estar a su altura y cumplir las expectativas como madre q mi hija pueda tener.
    Sí q me preocupa una cosa y nos es muy difícil tomar una decisión sobre si ampliar la familia o no. Ella no es mosaicismo pero yo ya cumplí los 41. No me gustaría q fuera hija única pero tampoco me gustaría darle un/a hermanito/a q necesitara sus cuidados en lugar de q fuera ese hermanito/ quien le sirviera a ella de estimulación. Esto es realmente lo q me quita el sueño.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s